Monasterio de El Escorial

En la visita al Real Sitio de San Lorenzo El Escorial, también conocido como «El Escorial», podemos disfrutar del monumento que mejor resume las aspiraciones ideológicas y culturales en la época de mayor esplendor del imperio español, en el conocido como «Siglo de Oro».

Monasterio El Escorial
Fachada principal de El Escorial

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO el 2 de noviembre 1984, El Escorial es uno de los monumentos turísticos más visitados del país.

Un edificio que constituye un símbolo del reinado de Felipe II y muestra el gran momento por el que pasaba el catolicismo en el s.XVI.

Arquitectura Monasterio El Escorial

Se ubica en la ladera meridional del monte Abantos a 1.028 metros de altitud, en la localidad de San Lorenzo de El Escorial, en la Comunidad de Madrid (España).

Esta joya arquitectónica, a unos 47 km de Madrid, es uno de los edificios más turísticos del país; un monumento espectacular en el entorno paisajístico privilegiado de la sierra del Guadarrama.

El Escorial

Su arquitectura servirá como modelo para muchos edificios públicos posteriores, en el conocido como estilo escurialense.

Se trata de una obra con una importante complejidad funcional y enorme valor simbólico, hasta el punto de llegar a considerarse como la Octava Maravilla del Mundo.

Un colosal complejo que llegó a ser el edificio con mayores dimensiones de Europa, gracias a sus 33.327 m2 construidos; agrupando espacios tan dispares como un palacio real, una basílica, una biblioteca, un monasterio y un colegio.

Monasterio El Escorial

Fue construido en pleno siglo XVI entre los años 1563 y 1584, un periodo espectacularmente corto de tiempo para su época.

Historia e inicios de El Escorial

Para entender la historia del monumento nos remontaremos a principios del siglo XVI, donde el surge la figura del rey Felipe II de España, que será quien promueva la construcción de tan majestuosa obra. Sus pensamientos sobre la creación del monumento más grande de la época comenzaron como príncipe, pero no los hará realidad hasta el período de su reinado entre los años 1556 y 1598.

Dibujo Monasterio El Escorial

El reinado de Felipe II

Felipe II (1527-1598), hijo de Carlos I de España e Isabel de Portugal, heredará las posesiones europeas y americanas del vasto imperio de su padre, convirtiéndose así en el monarca más poderoso de la época.

Conocido como «El Rey Prudente», extendió la hegemonía del Imperio español hasta dominios jamás vistos, manteniendo una fuerte defensa del catolicismo.

El Imperio español tomará su momento de máxima expansión en 1580 con el reinado de Felipe II tras la anexión de Portugal y sus colonias asiáticas y africanas.

Jardines Monasterio El Escorial

Fue un gobernante de un poderoso imperio, muy comprometido y preparado para cumplir con sus funciones como monarca. Un personaje austero, de una fé católica inquebrantable y con un profundo interés en las artes y las letras, apasionado de la caza y la cultura.

Cuando aún era príncipe, Felipe II proyectó una corte con varios centros de influencia, construyendo grandes palacios que rodearán la capital de Madrid. El Palacio de la Casa de Campo, el Palacio de Aranjuez, el Palacio del Pardo o el Palacio del Buen Retiro son grandes ejemplos que reflejan las ideas del monarca más influyente de su época. Serán lugares con bellos jardines pensados fundamentalmente para el descanso y la caza.

Pero el gran palacio que Felipe II tenía en mente era la construcción del Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial. Una obra magestuosa que surge con la idea de querer destacar la victoria acaecida del imperio español sobre las tropas francesas en la Batalla de San Quintin el 10 de agosto de 1557, coincidiendo su fecha con la festividad de San Lorenzo.

Monasterio El Escorial

Otro aspecto que animó al monarca a llevar a cabo su construcción fue para la creación de un Panteón Real para la dinastía de los Austrias, fundamentalmente pensado para poder dar sepultura a su padre Carlos I de España cuando falleciera, a pesar de que éste tenía en mente ser enterrado en la ciudad de Granada, junto a su mujer fallecida.

Organizará una comisión para dar respuesta a estas 2 necesidades para construir el monumento más grande de la cristiandad. Tardará 4 años en decidir el enclave para tan majestuoso obra, situándolo finalmente en una zona conocida por las antiguas crónicas como la montaña «Buen Monte del Oso», donde el monarca solía subir en busca de osos y otros ejemplares de caza mayor.

Su arquitectura responderá al enclave elegido, un lugar de clima fresco, con buena calidad del aire y el agua, y donde abundaban importantes materiales como el granito y la pizarra, que sirvieron para su construcción. Se empleará la piedra berroqueña de la sierra de Guadarrama, la más utilizada de los sillares del Monasterio procedería de Alpedrete y Moralejo.

En 1563 se colocará la primera piedra en el cimiento del Refectorio mediante una sencilla ceremonia que dará comienzo a la construcción; al término del Concilio de Trento, conocido como la máxima expresión del catolicismo contra la Reforma Protestante, cuyo objetivo fundamental fue definir la doctrina católica y disciplinar a sus miembros.

Arquitectura de El Escorial

Es considerada una de la obras arquitectónicas renacentistas más singulares de Europa. Una arquitectura que marcó el cambio del estilo plateresco renacentista a un clasicismo desornamentado.

El templo de Salomon

La intención de Felipe II era recrear el Templo de Salomón, un edificio donde los reyes judíos podrían hablar directamente con Dios.

Trazos iniciales

La extracción y corte de la piedra requería de profesionales de la cantería. Por ello, en 1559 Felipe II nombrará Arquitecto Oficial de la Casa Real al renacentista español Juan Bautista de Toledo (1515-1567), encomendándole todas las obras reales. Un arquitecto con amplia experiencia, conocido por haber sido Arquitecto Adjunto Coordinador de las obras de la Basílica de San Pedro en Roma y hombre de confianza del prestigioso artista italiano renacentista Miguel Ángel (1475-1564).

En 1562, Juan Bautista de Toledo, como Arquitecto Real, hará entrega de la conocida «Traza Universal», determinando los planos más representativos del Monasterio, que debían servir de guía y modelo definitivos para la construcción del complejo.

Una planta en forma de parrilla que viene influenciada fundamentalmente por los trazados de los monasterios medievales y de las plantas cruciformes de los hospitales españoles e italianos.

Reorganización del proyecto

En mayo de 1567, apenas 5 años del inicio de las obras, la muerte de Juan Bautista de Toledo hizo que se nombrase como sucesor en el cargo al arquitecto Juan de Herrera (1530-1597) para continuar la dirección de las obras. Un personaje poco conocido hasta el momento pero que gozaba de una buena relación con el rey Felipe II.

Planta Monasterio El Escorial
Planta general de El Escorial

Reorganizará el proyecto original de Juan Bautista de Toledo centrando su diseño en dar una mayor horizontalidad al conjunto, una uniformidad compositiva y una sensible austeridad en la decoración. Eliminó varias de las torres anteriormente planteadas, levantó una altura más y habilitó la Biblioteca Real.

Monasterio El Escorial

Juan de Herrera era una persona con grandes conocimientos geométricos y matemáticos, que llevó un control riguroso de las obras de El Escorial, influyendo notablemente en la disminución en los plazos de construcción de las obras.

Implantará una arquitectura sobria y austera, llegando a considerarse uno de los máximos exponentes de la arquitectura renacentista hispánica.

Con la construcción de su obra más célebre, El Escorial, se dará paso a una nueva etapa del renacentismo español conocido como el estilo herreriano. También conocido como estilo escurialense, caracterizado por su rigor geométrico y proporciones entre sus elementos arquitectónicos mediante volúmenes puros y una escasa ornamentación.

Sección Monasterio El Escorial

Su estilo que dominará la arquitectura española durante casi un siglo, extendiéndose a América y convirtiéndose en uno de los símbolos de identidad del reinado de Felipe II.

Su estilo será continuado por otros arquitectos como Francisco de Mora, considerado uno de los máximos representantes de la arquitectura herreriana.

Monasterio El Escorial

Espacios destacables

Espacios Monasterio El Escorial
Esquema de espacios de El Escorial

La Real Biblioteca

También conocida como La Escurialense, la Biblioteca Real es considerada el gran tesoro de El Escorial y constituye una de las bibliotecas renacentistas más importantes del mundo.

Fundada en el siglo XVI, la Biblioteca nace por el deseo de Felipe II de albergar las mejores colecciones de manuscritos y libros de sabiduría y filosofía antiguas, con la idea de poder servir de legado a futuras generaciones.

Felipe II donará su colección personal incluyendo sus valiosos códices y reunirá a los humanistas más relevantes de la época para recopilar los ejemplares más importantes de España y el extranjero.

En un principio, según los planteamientos de Juan Bautista de Toledo, la Biblioteca se planteó en el lugar que ocuparía la torre central de la fachada sur que fue eliminada.

Finalmente la Biblioteca será diseñada por Juan de Herrera, buscando posiblemente el lugar más destacado del monumento. La situará en el centro de la fachada principal de la planta superior, cerrando el atrio de la Basílica que en un inicio se planteaba como un gran patio abierto al exterior.

La portada principal se asemeja a la imagen de fachada de una iglesia pero que en realidad no existe, sino que se considerará un anticipo de la fachada religiosa de la Basílica.

Fachada Monasterio El Escorial
Portada en fachada principal

En la visita a la Biblioteca de El Escorial disfrutaremos del interior de un espacio cubierto por una hermosa bóveda de cañon, pintada al fresco por Pellegrino Tribaldi, con representaciones de las siete artes liberales o ciencias: Retórica, Dialéctica, Música, Gramática, Aritmética, Geometría y Astrología.

La sala tiene 54 metros de longitud, 9 metros de ancho y 10 metros de altura, con suelo de mármol y estanterías de madera nobles a los lados que albergan las antiguas colecciones de un valor incalculable.

En la Biblioteca destacan los más de 4.000 textos escritos entre los que se haya una gran colección de códices y manuscritos escritos en diversas lenguas: latin, griego, hebreo y árabe.

La Basílica

Obra maestra de la arquitectura del Renacimiento español, la basílica se encuentra en el corazón del conjunto monumental con acceso desde el Patio de los Reyes, su única fachada visible.

Fachada de la Basílica

La fachada de la basílica se muestra imponente desde el Patio de los Reyes, con dos niveles diferenciados que ocupan uno de los frentes y dos torres a los lados. Seis estatuas de los reyes de Judá presidirán la entrada a la basílica con inscripciones en sus pedestales (Salomón, David, Josías, Manasés, Josafar y Ezequías).

Patio Monasterio El Escorial
Fachada de la Basílica de El Escorial

Elaborados con bloques de granito de grandes dimensiones, con ciertos detalles de mármol, y adornados con coronas y atributos reales de bronce dorado.y flanqueados por dos torres.

Arquitectura de la Basílica

Construida en sillería de granito, la Basílica es de planta cuadrada en forma de cruz griega con inmensas columnas de orden dórico que soportan la gran cúpula central de 17 metros de diámetro y 95 metros de altura hasta el suelo. Bóvedas de cañón la acompañarán sobre cada uno de los cuatro brazos de la basílica.

Planta Basílica El Escorial
Planta de la Basílica de El Escorial

En la nave central, más ancha que las laterales, se establecen arcos de medio punto entre pilastras que soportan el entablamento con friso de tríglifos y metopas lisas. La nave central se establece mediante arcos de medio.

Sección Basílica Monasterio El Escorial

El Presbiterio

Se localiza al fondo de la nave central con dos tramos de escalinatas que suben hacia el altar.

El Retablo del altar, diseñado por Juan de Herrera y finalizado por Pedro Castela, tiene una altura de 30 metros y cuenta con su base de jaspe rojo sobre la que se elevan 3 pisos de columnas dóricas de jaspe verde. Destaca por su composición geometría y sus proporciones armoniosas.

Basílica Monasterio El Escorial
Altar de la Basílica

A la derecha del altar, a nivel del descansillo entre ambas escalinatas, podemos observar los huecos que daban directamente al dormitorio del rey Felipe II y que le permitirían seguir los actos litúrgicos mientras se encontraba postrado en la cama enfermo de gota y otras dolencias que le acompañaron hasta su muerte.

En la zona del presbiterio destacan los cenotafios reales de Carlos V y Felipe II a ambos lados del altar, realizados por Pompeo Leoni en bronce dorado.

Altar Basílica El Escorial

En su interior podemos ver las preciosas bóvedas pintadas al fresco por Luca Giordano en época de Carlos II. Bajo el altar se encuentra el Panteón de Reyes.

La bóveda plana

A la entrada de la basílica, en el sotacoro, encontraremos la famosa bóveda plana de Juan de Herrera, en una muestra del gran conocimiento técnico del arquitecto.

Bóveda plana El Escorial
Boveda plana de El Escorial

Según se cuenta, este elemento arquitectónico le llevó a discusión sobre si la bóveda plana sería capaz de soportar el peso, obligando al maestro a colocar una columna central. Seguro de sus cálculos matemáticos la realizó en cartón. Cuando Felipe II se dio cuenta que la columna entorpecía las vistas interiores, mostró su desagrado, a lo que Juan de Herrera respondió derribando la columna con un manotazo asustando a los presentes, excepto al Rey, quien respondió con sorna: «Herrera, Herrera, con el Rey no se juega».

Los Panteones

Como ya vimos, uno de los motivos principales que llevaron a la construcción de El Escorial fue el de crear un lugar de enterramiento de los reyes de España.

Una de las escaleras nos conducirá hasta la Cripta Real del Monasterio de El Escorial. Se trata de un lugar situado en el subsuelo del monumento, rodeado de cámaras y pasadizos de gran interés histórico y arqueológico que impresiona al visitarlo.

En estos espacios se encuentran prácticamente las tumbas de todos monarcas de España, que abarcan desde Carlos V hasta Alfonso XIII.

Panteón de Reyes

Construido por Juan Gómez de Mora, siguiendo los planos de Juan Bautista Crescenzi, se proyecta con una cripta circular que alberga los restos de reyes y de las reinas que fueron madres de reyes. En estos sepulcros de bronce descansan los restos de monarcas como Felipe II, su padre Carlos I encima y su madre, la emperatriz Isabel de Portugal, al otro lado junto a otras reinas.

Según el protocolo establecido, los cuerpos de los monarcas fallecidos permanecen varios años en una cámara aledaña conocida como El Pudridero, para después ser enterrados bajo la cúpula de este panteón adornada con grotescos de bronce.

Panteón de Infantes

En el ramal contiguo al Panteón de Reyes encontraremos el Panteón de Infantes. Construido a mediados del siglo XIX, está formado por 9 salas de mármol blanco de Carrara que albergan los sepulcros de las reinas que murieron sin descendencia real y los príncipes e infantes.

Palacio de los Austrias

Alrededor del Patio de los Mascarones se localizan las estancias del Palacio de los Austrias, en el conocido como «mango de la parilla» de El Escorial.

Al visitar el Palacio de los Austrias encontrasemos una austera monumentalidad con mobiliario sereno y cuadros de la escuela flamenca que decoran sus espacios interiores.

También encontraremos enormes tapices que ocupan las paredes, protegiendo de las frías temperaturas del invierno y representando distintas escenas y paisajes.

La habitación de Felipe II

La habitación de Felipe II sorprende por su curiosa ubicación, al situarse junto a la basílica con la finalidad de dar servicio al rey.

Habitación Felipe II El Escorial

Postrado en su cama aquejado de la gota y otras dolencias, podía seguir los actos litúrgicos de la Basílica gracias a una pequeña ventana en su habitación que comunicaba con la misma.

Palacio de los Borbones

El Palacio de los Borbones se distribuye por la primera planta de la parte oriental y el norte del cuadrante nororiental del complejo, ocupando los espacios destinados desde la época de los Austrias a las estancias reales de los infantes.

Será en la época de Carlos III cuando se plantee la nueva configuración en la decoración de sus interiores, estableciendo lujosas y exuberantes estancias en un ambiente muy diferente a la sobria decoración del Palacio de los Austrias.

La visita al Palacio de los Borbones comienza por la escalera imperial que fue diseñada por Juan de Villanueva para dar acceso directo a los monarcas al palacio.

Una serie de salas conforman el palacio con espacios como el Salón de Embajadores, el Comedor de Gala o la Sala del Rey.

Otra de las salas más bellas es el Salón Pompeyano, con grandes tapices de representaciones de los descubrimientos arqueologicos de Pompeya y Herculano en época borbónica.

Los espacios más privados descubriremos el Salón de la Música, el Oratorio del Rey, el Comedor Privado, el Dormitorio del Rey y las estancias de la Reina (sala de costuras, tocador y dormitorio).

Preciosos tapices de tela diseñados por Goya, Bayeu o José del Castillo cubren sus paredes, con molduras doradas a juego con los zócalos de las salas. El mobiliario y objetos de la época ambientan sus espacios creando un contexto especial.

Patio de los Mascarones

Se trata del Patio de la Casa Real, situado en el que llaman «el mango de la parrilla», un claustro cuadrado de tres alturas en torno al cual se organizan las galerías palaciegas.

Su nombre viene dado por las dos fuentes con surtidores con mascarones que aparecen en uno de los frentes ciegos del patio, que en su día enmarcaban una escultura de Monegro.

Salas Capitulares

Consta de 2 amplias salas rectangulares de techo abovedado que quedan separadas por el zaguán de acceso desde el claustro.

Se trataba de salas ideadas para la reunión de los monjes del Prior y el Capítulo del Vicario. Actualmente destinado a museo, al visitarlas podemos contemplar sus bóvedas decoradas por artistas como Cambiaso, Castello, Urbino y Granello, y de pinturas de El Greco, Ribera, Tiziano, Tintoretto y el Bosco.

Sala de Batallas

Situada en la zona de los aposentos reales es una de las salas más importantes del Escorial, por la belleza de sus al fresco con representaciones de algunas de las batallas victoriosas del ejército español.

Una sala de 60 metros de largo, 6 de ancho y 8 de alto, se configura con techo abovedado en una galería con interesantes pinturas llenas de batallas historicas, dedicadas a exaltar la figura del rey Felipe II y sus victorias.

La pintura de la Batalla de la Higueruela (1431) cubre la pared más amplia, representando la victoria del ejército español sobre los moros granadinos en Sierra Elvira.

En la pared opuesta, separadas por los huecos de la fachada, podemos ver las pinturas con representaciones de otras guerras importantes como la Batalla de San Quintín (1557).En los extremos de la sala se muestran escenas de la victoria de la armada española sobre la francesa en la Batalla de la Isla Terceira (1582) en Las Azores.

El Convento

El Colegio

En un principio, fue habitado por monjes jerónimos y desde 1885 está habitado por los agustinianos. Las 2 plantas del colegio quedan comunicadas por la espectacular escalera principal.

El Colegio se establece en torno al precioso Patio de los Evangelistas, diseñado por Juan Bautista de Toledo, constituyendo uno de los espacios más bonitos de todo el complejo.

Patio de los Evangelistas

Patio de los Evangelistas
Templete en el Patio de los Evangelistas

En el centro del hermoso patio nos encontramos el Templete de los Evangelistas, diseñado por Juan de Herrera. Una obra arquitectónica de un marcado estilo clásico renacentista que refleja la influencia por el tempietto de San Pietro i Montorio de Bramante, en Roma.

Patio de los Evangelistas

Tiene una planta cuadrada con esquinas achaflanadas donde se encuentran esculturas de 4 evangelistas realizadas en mármol, por obra de Juan Bautista Monegro, y arcos en cada uno de sus frentes entre columnas dóricas que generan hermosas perspectivas en el jardín.

El templete con los 4 evangelistas representa la fuente de la Gracia y de la vida espiritual, y al Jardín del Edén simbolizando los 4 ríos que abastecen al mundo.

Se trata de uno de los espacios más bonitos que podemos ver en la visita al Escorial y donde podemos apreciar multitud de detalles arquitectónicos que nos muestran la grandeza de esta gran obra.

Escalera principal

Se trata de una majestuosa escalera imperial de 23 metros de alto y 8 de ancho. Su diseño consiste en un primer tramo central que llega a una amplia meseta de la que partirán dos tramos laterales.

Esta escalera está formada por 52 peldaños de piezas macizas de granito de 4,40 metros de largo.

Recomiendo hacer una pausa en la meseta central, donde se encuentra un banco de piedra desde el que se puede sentar y contemplar en detalle los impresionantes frescos.

Su bóveda es una auténtica obra maestra cubierta por magníficos frescos que representan distintas escenas religiosas.

En el centro de la bóveda aparece San Lorenzo, arrodillado y con la parrilla a sus pies apareciendo como mediador de los reyes Felipe II y Carlos III ante la Santísima Trinidad.

A la derecha se representa a la Virgen y los ángeles que portan los objetos de la pasión, y al frente algunos reyes que fueron santos.

Uno de los frescos más destacados es la escena de la construcción de El Escorial, donde los arquitectos Juan Bautista de Toledo y Juan de Herrera muestran al rey Felipe II el majestuoso proyecto.

Museo de Arquitectura

Situado en la planta sótano, fue creado en el año 1961 en la conmemoración del IV centenario de la colocación de la primera piedra del Monasterio.

Cerrado definitivamente desde el año 2015, constaba de once salas donde se pueden contemplar planos, documentos, maquetas, materiales y herramientas que fueron empleados para la construcción del Monasterio.

En la visita al museo de arquitectura se podían apreciar las técnicas y maquinarias utilizadas para el levantamiento de tan majestuosa obra.

Jardín de los Frailes

Se trata de unos hermosos jardines que transcurren por la fachada del mediodía, rodeando las dependencias de los monjes, desde donde podemos contemplar unas de las vistas más bellas del Monasterio.

Jardines Monasterio El Escorial
Jardín de los Frailes

Diseñados por el arquitecto Juan de Herrera en la segunda mitad del s. XVI, se trata de un conjunto de jardines de estilo renacentista con preciosas vistas sobre la sierra madrileña. Una vista panorámica desde la que contemplar la naturaleza que rodea El Escorial con el perfil de la ciudad de Madrid como telón de fondo.

Jardín de los frailes
Exteriores del Jardín de los Frailes

A lo largo de los jardines podemos observar diversas escaleras que bajan a las galerías del nivel inferior, salvando el gran desnivel existente con la naturaleza colindante, levantados sobre un imponente muro continuo de piedra donde se pueden ver diversas hornacinas vacías a lo largo de su recorrido.

Monasterio El Escorial

Continuando por los jardines hasta la fachada este del edificio, muros de granito adornados con nichos y rematados con bolas herrerianas separarán los Jardines Reservados, de El Rey y la Reina, que generan espacios al aire libre con un carácter más privado.

Monasterio El Escorial

La Lonja

Se trata del amplio espacio al aire libre de acceso al complejo, desde el que podemos disfrutar de un agradable paseo contemplando la imponente fachada de El Escorial.

Un espacio cargado de historia que nos permite disfrutar de la arquitectura de esta magnífica obra en un entorno privilegiado.

Entorno arquitectónico del Monasterio

No fue hasta el siglo XVIII no se permitió la construcción de viviendas cerca de La Lonja alrededor del Monasterio de El Escorial.

Casas de oficios

Monasterio El Escorial
Casa de Oficios El Escorial
Monasterio de El Escorial

Galería de Convalecientes

También conocidos como «Los corredores del Sol» se trata de un edificio anexo al Monasterio dedicado a los monjes convalecientes, localizado cerca de La Botica.

Monasterio El Escorial
Galería de Convalecientes

El edificio está formado por una doble logia orientada al sur.

Monasterio El Escorial

Casa de La Campaña

La Botica

Un edificio unido al Monasterio mediante un paso elevado dedicado a elaborar y destilar esencias a partir de plantas medicinales del Jardín de los Frailes, en un espacio concebido como dependencia hospitalaria externa.

Obra de Francisco de Mora en 1586, posiblemente siguiendo el trazado de Juan de Herrera, que decidió construir en el espacio libre que dejó la ampliación de La Lonja entre la Galería de los convalecientes y el nuevo muro de contención.

El estanque de El Escorial

Monasterio de El Escorial
Estanque de El Escorial

Horarios, precios de entradas y visitas guiadas

La visita al Monasterio de San Lorenzo de El Escorial constituye una manera perfecta donde poder contemplar y descubrir la historia de los reinados de España, apreciando el momento más glorioso en la historia del imperio español.

Horarios

  • Invierno (octubre a marzo). De martes a viernes: 10:00 – 16:00
  • Invierno (octubre a marzo). De sábado a domingo: 10:00 – 18:00
  • Verano (abril a septiembre). De martes a viernes: 10:00 – 16:00
  • Verano (abril a septiembre). De sábado a domingo: 10:00 – 19:00
  • Cierre taquillas y acceso al Monasterio una hora antes
  • Cierre semanal: lunes

Precios

  • Tarifa básica: 6 €.
  • Tarifa Reducida: 3 € (de 5 a 16 años, mayores de 65 años y estudiantes hasta los 25 años)
  • Acceso gratuito: 0 € (ver condiciones en web oficial)

Compra de entradas y más información en la web oficial de Patrimonio Nacional.

Días de cierre 2022

  • 1 de enero: cerrado en jornada completa
  • 6 de enero: cerrado en jornada completa
  • 1 de mayo: cerrado en jornada completa
  • 11 de septiembre: cerrado en jornada completa
  • 24 de diciembre: cerrado en jornada completa
  • 25 de diciembre: cerrado en jornada completa
  • 31 de diciembre: cerrado en jornada completa
  • Además de los cierres ya previstos, puede haber cierres adicionales motivados también por la celebración de actos oficiales que puede consultar en la lista de cierres por actos oficiales

Aperturas especiales 2022

  • 2 de mayo
  • 25 de julio
  • 15 de agosto

Duración de la visita

Duración aproximada de la visita al Monasterio: Visita libre: dos horas.

Información obtenida de la página oficial de Patrimonio Nacional.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad